Destinatarios de Cursillos


¿Para quiénes están pensados los Cursillos? 
Para los que quieren encontrar un camino hacia la felicidad...
Para los que quieren aprender a amar...
Para los que quieren cambiar porque están insatisfechos con sus vidas...
Para los que no creen y quieren creer....
Para los que creen y quieren aumentar su fe...
Para los que creen, pero no practican...
Para los que creen, pero sienten que su fe se ha dormido...
¿Quiénes pueden y/o deben asistir a los Cursillos?
- Personas de cualquier clase social, maduras, libres y responsables, que puedan recibir los Sacramentos, que sean capaces de captar el mensaje evangélico y comprometerse y de descubrir sus carismas y ponerlos al servicio de una comunidad.

- Personas que tengan personalidad profunda, capacidad de decisión, capacidad de actuar con libertad, capacidad de amar.

- Personas que impacten con sus decisiones, que muevan por sus opiniones y empujen por sus acciones.

- Personas insatisfechas y con inquietud social.

- Personas que tengan aptitud para vivir en y para la comunidad, capaces de actuar como sal, luz y fermento, a través de la creación de núcleos cristianos que faciliten la penetración en los ambientes, ya que la transformación de la sociedad sólo se logra a través de la acción de un sujeto con sentido social.

- Personas solidarias, generosas, preocupadas por los demás y por el mundo.

Y también, en otras palabras...

- Personas "dormidas" en su fe, que sólo se han bautizado o sólo han hecho la Primera Comunicón, pero que no rechazan su bautismo; personas "alejadas" que dejaron de practicar hace años y que vuelven a tener inquietudes; personas "sin comunidad", porque han tenido malos entendidos, pero siguen creyendo en Dios.

- Personas que necesiten aclarar más su vocación dentro de su comunidad, su movimiento o su agrupación religiosa, para volver con más fuerzas y ganas a la misma y a la Iglesia de la que todos formamos parte.

- Personas practicantes que estén viviendo momentos de estrés y que necesiten pararse a orar, a pensar y a reflexionar sobre su vida y su fe...